10 de agosto de 2011

Mandalas

No, no voy a hablar de Mandala Beach, otro día os presentaré la impresionante discoteca mojaquera ;)

Hoy os traigo una de las múltiples tecnicas de relajación orientales: Colorear mandalas. Éstos dibujos son utilizados frecuentemente para psicoanalizar a las personas que los han dibujado o coloreado, pero como ese es un mundo complicado y yo no soy psicoanalista, me voy a centrar en el aspecto mas básico: La relajación.


Si nos vamos al diccionario encontraremos la palabra mandala como "Representación geométrica y simbólica del universo en el Brahamanismo y el Budismo".


Pintar mandalas es un trabajo que puede hacer cualquiera, sin importar la edad o la religión. Solo necesitas un sitio tranquilo, una música que te guste y unos lápices o rotuladores de colores.


Es importante que cuando te decidas a pintar una mandala tengas tiempo suficiente y te propongas no dejarla a medias. Ese es el truco de la relajación.


Esta técnica no requiere de ninguna disciplina expresa: Solo tienes que colorear cada forma geométrica según tus gustos o tu estado de ánimo.

Y si eres un/a manitas, y te queda bien coloreada, siempre puedes ponerle un marquito y decorar con ella tu habitación. O regalársela a mamá, jajaja


2 comentarios:

  1. Es cierto que dibujar y pintar mandalas es muy relajante. Además como comentas no necesitas ser una experta en arte y en mi caso soy una auténtica negada y no me siento como tal porque es fácil dibujar con formas geométricas gracias al compás, las reglas, las escuadras o tiralíneas :P

    ResponderEliminar
  2. Yo la verdad es que nunca he probado a dibujarlas, solo las coloreo, jejeje. Tendré que probar un día!!
    Tampoco se me da muy bien el arte y el dibujo, pero me encanta colorear y hacer manualidades ;)

    ResponderEliminar