23 de agosto de 2011

Little Black Dress

Si os digo LBD, casi todas las mujeres sabréis enseguida que os hablo del incombustible Little Black Dress, el vestidito negro. La mítica Coco Chanel lo popularizó en los años 20, mientras que Audrey Hepburn, en Desayuno con Diamantes, lo confirmó como icono de estilo y elegancia en los 60.


Atemporal, favorecedor y adaptable a cualquier edad, es uno de los imprescindibles en cualquier fondo de armario que se precie. Además tiene la ventaja de que, combinado con los complementos correctos, podemos crear un look formal, o uno mas casual.

Asi, si a nuestro LBD le añadimos cuñas o bailarinas, bolsos prácticos y gorros o pañuelos en tonos claros, tendremos un look perfecto para ir a trabajar o para dar un paseo.


Si por el contrario, nos inclinamos por taconazos y complementos llamativos con toques dorados, estaremos perfectas en una cena o en una noche de fiesta.


¿Estáis de acuerdo en que el LBD es un imprescindible? ¿Tenéis alguno? ¿Cómo lo combináis?

2 comentarios:

  1. Me encantan las combinaciones! El bolso turquesa es <3

    Solía tener más de un LBD en mi armario, pero con las mudanzas fueron quedando por el camino y sólo me queda uno de mangas largas. Siempre estoy por comprarme otro para el verano, pero nunca encuentro el indicado :(

    ResponderEliminar
  2. El bolso turquesa?? Awwwww, quien puede resistirse a un Hermès?? ;)
    Es verdad que un LDB no siempre se encuentra fácil, pero hay que echarle paciencia y buscar, y siempre lo acabas encontrando. Las tiendas del Tio Amancio suelen llenarse de vestidos negros para Nochevieja.

    ResponderEliminar